ALFABÉTICAMENTE

 A I B I C I D I E I F I G I H I I I J I K I L I M I N I O I P I Q I R I S I T I U I V I W I X I Y I Z

 

  X PAÍS  

Google
  Web Todas las recetas del mundo

ÁFRICA   AMÉRICA   ASIA   EUROPA   OCEANÍA

TZATZIKI

 X ESPECIALIDADES
 X TIPO DE ALIMENTOS
 DICCIONARIO / GLOSARIO
 VINOS / BODEGAS
 GUÍA DE RESTAURANTES
 NOTICIAS
 NUTRICIÓN
 LIBROS DE COCINA
 COCINAS
 MUEBLES PARA COCINAS
 RECETAS EXCLUSIVAS
 FORO
 NEWSLETTERS
 TIPS / CONSEJOS
 FREEZERS
 TRAGOS
 ENVÍANOS TU RECETA
 TABLA DE CALORÍAS
 TABLA DE MEDIDAS
 LA TALLA ADECUADA
 PLANTAS MEDICINALES
 TRUCOS
 MAPA DEL SITIO

 

 
 

 
  Ingredientes:
  4 yogures (griegos)
2 pepinos
1 cebolla morada (de las que no pican)
1/2 limón
10 cl. de aceite de oliva virgen
Pimienta blanca molida
Sal
4 hojitas de hierbabuena

 

 

 Pelad los pepinos. Ralladlos con un rallador manual y echadlos en un bol. Añadid los yogures, el zumo del medio limón, el aceite. Sazonad al gusto y añadid una pulgarada de pimienta. Hay que trabajar la pasta hasta conseguir una mezcla homogénea, teniendo en cuenta que el pepino no debe quedar "molturado" (de ahí que os haya dicho que lo ralléis a mano) sino que el paladar debe percibir las "ralladuras". Lo metéis en la nevera y lo dejáis no menos de 2 horas. Picad la cebolla muy finita. Servid en tazas o cuencos individuales, recubriéndolas/los con el picadillo de cebolla y adornando con una hoja de hierbabuena

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

ANTERIOR