ALFABÉTICAMENTE

 A I B I C I D I E I F I G I H I I I J I K I L I M I N I O I P I Q I R I S I T I U I V I W I X I Y I Z

 

  X PAÍS  

Google
  Web Todas las recetas del mundo

ÁFRICA   AMÉRICA   ASIA   EUROPA   OCEANÍA

CARAMELOS TIPO PIRULÍ DE MIEL DE ARCE

 X ESPECIALIDADES
 X TIPO DE ALIMENTOS
 DICCIONARIO / GLOSARIO
 VINOS / BODEGAS
 GUÍA DE RESTAURANTES
 NOTICIAS
 NUTRICIÓN
 LIBROS DE COCINA
 COCINAS
 MUEBLES PARA COCINAS
 RECETAS EXCLUSIVAS
 FORO
 NEWSLETTERS
 TIPS / CONSEJOS
 FREEZERS
 TRAGOS
 ENVÍANOS TU RECETA
 TABLA DE CALORÍAS
 TABLA DE MEDIDAS
 LA TALLA ADECUADA
 PLANTAS MEDICINALES
 TRUCOS
 MAPA DEL SITIO

 

 
 

 
  Ingredientes:
  Escoger una miel de arce bien filtrada, no cristalizada

 

 

 Es preferible utilizar una fuente de calor de alto poder, constante y fácil de controlar, como el gas propano. Cocine la totalidad de los ingredientes en el caldero, cuyas paredes laterales deberán ser engrasadas previamente para reducir el inflamiento. Controle la cocción con el termómetro. La temperatura de cocción que deberá ser alcanzada es de 50ºC (90ºF) por encima del punto de ebullición del agua. Es conveniente apagar la fuente de calor cuando la temperatura indica +48ºC (+86ºF) para terminar la cocción sin que la mezcla se queme. Cuando la temperatura de cocción sea alcanzada, detenga la cocción introduciendo el caldero en un baño de hielo. Enseguida coloque el caldero en el baño María que contenga agua hirviendo de manera que permita mantener la mezcla maleable durante la etapa de moldeado. Con ayuda de un pequeño cucharón, vierta la mezcla en los moldes o por goteo sobre una superficie lisa y fría. Retire del molde los caramelos cuando la temperatura lo permita. Los caramelos pueden ser envueltos en una película de celofán, una hora después de haber sido retirados del molde. Si la tasa de humedad continúa estable, podrían conservarse hasta 6 meses a la temperatura ambiente sin que se cristalicen

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

ANTERIOR